Blog single

Beneficios del spa para las articulaciones

LAS ARTICULACIONES: LOS ENGRANAJES DEL CUERPO.

Una articulación es la unión de dos o más huesos, un hueso y cartílago o un hueso y dientes. Es decir, es un punto en el que se unen dos piezas importantes de una máquina, similar a un engranaje mecánico.

El cuerpo está repleto de puntos articulatorios, si te fijas por un momento verás que en cualquier movimiento que realices está implicada una o varias articulaciones. La gran mayoría de movimientos los realizamos sin percatarnos de la coreografía que realiza el cuerpo.

Por ejemplo, cuando hacemos algo tan simple como dar un paso para caminar, no reparamos en la orden que da nuestro cerebro a los músculos de una pierna para que esta se eleve y mueva hacia adelante y, finalmente, acabe por bajar de nuevo; todo ello con su justa medida e intensidad para que no se produzcan desequilibrios.

Una almohada que nos produce bienestar.

Cada movimiento o postura que tomamos es imposible de realizar, aparentemente, con tanta simpleza y facilidad si no es gracias a las articulaciones.

Una articulación facilita el movimiento mecánico del cuerpo proporcionando elasticidad y plasticidad (adaptación). Podríamos comparar la articulación con una almohada que proporciona una posición cómoda a nuestra cabeza a la hora de dormir o con un cojín que se adapta a nuestra espalda cuando nos sentamos en un sofá.

Cuidar los engranajes.

Las máquinas están llenas de engranajes que facilitan el movimiento del aparato en cuestión, igual que el cuerpo humano. Pero esos engranajes, si no se cuidan, harán que el movimiento no pueda realizarse con facilidad cosa que acabará estropeando la máquina. Los engranajes deben lubricarse para que funcionen a la perfección.

Lo mismo ocurre con las articulaciones. Estas deben cuidarse porque, si no es así, acabarán por no funcionar correctamente cosa que hará que aparezcan muchos problemas y enfermedades.