Blog single

Estar triste no es tan negativo

¿A quién le gusta estar triste o ser infeliz? Yo creo que a casi nadie le gusta sentir de esa manera tan negativa. Todos buscamos la felicidad, sea cual sea esta, la buscamos de distintas manera y, sobre todo, de la mejor manera que sabemos.

Pero ¿sabes por qué los seres humanos sentimos tristeza? Todo sería mejor si no existiera este sentimiento. O, quizás no…

Una emoción con base biológica.

La tristeza es una emoción primaria cuya función es defendernos de las amenazas del exterior. Los sentimientos negativos que suscita la tristeza sirven para que anulemos cualquier proceso cognitivo en curso y dediquemos nuestros recursos mentales a hacer frente a la adversidad que tenemos enfrente.

Este sistema ha sido desarrollado y perfeccionado a lo largo de la evolución humana y biológica en general. No puede ser casualidad que muchos otros animales experimenten estados de tristeza.

Definición.

La tristeza puede definirse como un sentimiento negativo que se caracteriza por un decaimiento en el estado de ánimo habitual de la persona. Además, este decaimiento va acompañado por una reducción importante del nivel de actividad cognitiva y conductual de la persona. La pena en el individuo es otra de las características que acompaña a esta emoción.

Para qué sirve.

Esta emoción nos hace economizar nuestros recursos intelectuales para favorecer el autoanálisis introspectivo y así buscar soluciones constructivas al problema que se tiene. Otra función de la tristeza es que nos incita a buscar cobijo afectivo y apoyo social, cosa que hace fortalecer los lazos en las relaciones personales que son muy importantes, a su vez, para el desarrollo personal de la persona.

Así que, si te sientes triste, piensa que en un tiempo vas a salir fortalecido de esa situación y sabrás afrontar de mejor manera futuras adversidades.

Si no has visto una de las últimas películas de una conocidísima factoría infantil, te aconsejo que la veas. Esa película explica bastante bien y, sobre todo, con base científica el por qué de cada emoción.