Blog single

LA ELECCIÓN DE UN SPA EN FUNCIÓN DE TUS RECURSOS Y NECESIDADES

Un spa es muy útil y todo el mundo puede tener uno en casa siempre que cuente con recursos económicos para pagarlo. Hay mucho donde elegir en función de sus materiales, de su ubicación, y del uso que se vaya a hacer de él. Puede ser de madera, hormigón, piedra, materiales sintéticos o mosaico. Se puede instalar en el interior de la casa o en el jardín. Se suele utilizar sobre todo para fines terapéuticos, pero también existen las piscinas de hidromasaje, que combinan el cuidado corporal y el deporte. A continuación te facilitamos una guía que te puede ayudar a tomar tu decisión.

Si deseas un spa de interior, podrás instalar cualquier tipo, ya sea de madera, hormigón, plástico o piedra. Es importante tener en cuenta la resistencia del forjado y el tamaño de la habitación, así como cuidar que haya una buena ventilación para evacuar el vapor de agua que se libera y así evitar las humedades y la formación de moho en las paredes.

Para un spa de exterior las condiciones son idénticas a las anteriores, a excepción de la ventilación, que no debe preocuparnos ya que al estar al aire libre, el vapor emitido se disipa fácilmente. Los spas de madera requieren un mantenimiento periódico, especialmente los que están ubicados al exterior. Los spas de hormigón son las más utilizados, es el material más fácil de encontrar.

Los spas de piedra son los más caros, pero también los más resistentes a las inclemencias del tiempo y a los rayos ultravioleta. Es necesario llamar a profesionales para instalarlos. Los spas sintéticos, pueden ser de materiales acrílicos, de liner o de polietileno. El liner es el material más barato, pero también el más frágil. El acrílico es más duradero y no se blanquea con el tiempo. El polietileno es el más resistente a los agentes químicos y a los golpes. Por último, los spas de mosaico son los más lujosos, sus cascos son de hormigón y sobre ellos se colocan las teselas.