Blog single

Las virtudes del SWIMSPA o piscina de hidromasaje

Tener una piscina en casa es el sueño de muchas personas. Hoy en día, este sueño se puede realizar fácilmente sin tener que hace un desembolso excesivo gracias a las piscinas de hidromasaje. A medio camino entre la piscina y el spa, cumplirá con todas tus expectativas, ya sea en términos de relajación como de actividad deportiva. La piscina de hidromasaje es la solución ideal para toda la familia. Con capacidad para 5 personas, se divide en dos compartimentos, uno de los cuales está completamente concebido para la natación.

Con la piscina de hidromasaje, nadar es sinónimo de diversión. Algunas personas que tenían miedo a meterse en una piscina convencional y que han probado la piscina de hidromasaje han quedado totalmente satisfechas. Debido a su tamaño reducido, ayuda a aprender a nadar de forma más tranquila y progresiva. La forma de nadar en una piscina de hidromasaje y en una piscina convencional es exactamente la misma. El usuario puede nadar en el estilo que desee: libre, a braza, a mariposa, a espalda…

Nadar a contracorriente es muy sencillo. La piscina de hidromasaje está equipada con este sistema, en cuanto hagas uso varias veces de esta función, lograrás adaptarte sin problemas. La distancia a recorrer y el reducido tamaño apenas se percibe, ya que el sistema de presión es bastante fuerte. Y lo más importante, este producto es puede ser utilizado por personas de todas las edades: ¡desde los más pequeños hasta los mayores de la casa!

El rango de compradores de piscinas de hidromasaje comprende a todos los grupos de edad, aunque de un tiempo a esta parte, la principal demanda procede de personas que necesitan hacer algún tipo de rehabilitación. De hecho, la piscina de hidromasaje es especialmente apreciada por los deportistas que necesitan recuperarse de alguna lesión.

¡La piscina de hidromasaje al servicio de la familia!

La natación es un deporte muy completo y placentero, pero nadar siempre que quieras y en la privacidad de tu casa, es incluso mejor. La piscina de hidromasaje es un tipo de spa especialmente diseñado para albergar a varias personas. Más grande que un spa y más pequeña que una piscina convencional (menor longitud y anchura), la piscina de hidromasaje ofrece dos alternativas: nadar y relajarse.

Podrás disfrutar de tu piscina de hidromasaje tanto los fines de semana como durante las vacaciones y los días festivos. Con capacidad para 4 personas y en algunos modelos para 5, las piscinas de hidromasaje son ideales para personas de todas las edades, incluso los ancianos suelen comprarlas para realizar sus ejercicios de rehabilitación. Fáciles de instalar, no requieren mucho espacio y se pueden colocar en diferentes lugares: cuarto de baño, terraza, jardín… Se pueden instalar tanto en exteriores como en interiores, enterradas, semienterradas o elevadas.

Todo el mundo puede beneficiarse de una piscina de hidromasaje. Combinando relajación y deporte, las piscinas de hidromasaje están concebidas para albergar varias actividades simultáneas: algunos se relajan, otros nadan… En una época en la que mantenerse en forma y cuidarse se ha convertido en un asunto de vital importancia, la compra de una piscina de hidromasaje permite hacerlo fácilmente y sin salir de casa. Puede ser modificada mediante la instalación de equipamiento de varios deportes, como por ejemplo el aquabike, por lo que podrás esculpir tu cuerpo practicando aquabike en tu