Blog single

La hidroterapía

La naturaleza es muy sabia, el mundo ha evolucionado para ser  una máquina donde todos sus componentes encajen a la perfección.

Tenemos la suerte de poder contar con terapias y tratamientos para curar nuestro cuerpo y nuestro espíritu que nos regala la propia naturaleza. Y, el agua es uno de esos regalos que nos ofrece.

El poder curativo del agua.

La hidroterapia es la técnica de utilizar el elemento del agua como agente terapéutico. El agua puede utilizarse para curar en cualquiera de sus estados (líquida, sólida o gaseosa), formas (chorros a presión, baño, vahos, etc.) o temperatura.

La hidroterapia es una ciencia y, como tal, tiene sus bases y conocimientos. Igual que el agua tiene unos efectos muy beneficiosos puede también ser perjudicial si no se sabe aplicar correctamente. Por eso, esta ciencia curativa se suministra en centro especializados y es practicada por profesionales.

Cómo puede aplicarse el agua.

El agua puede curar a través de una serie de aplicaciones. Entra las más comunes están:

  •          Los baños. Sumergido en una bañera, piscina, estanque, en cualquier recipiente que pueda contener agua se deja que el efecto beneficioso de este elemento vaya ejerciendo su poder lentamente.
  •          Las duchas. De esta manera, el agua ejerce su poder de curación por la presión al salir de una manera muy fragmentada.
  •          Los  chorros. El agua ejerce sus beneficios a través de la alta presión con la que impacta en el cuerpo, de esta manera se concentra la acción en un punto determinado.
  •          Los lavado. Se aplica el agua, que contiene algún aditivo, mediante un paño  húmedo que recorre la piel.
  •          Las compresas. El agua, que contiene algún aditivo, se aplica mediante unas envolturas que se dejan en la parte del cuerpo aplicada durante un tiempo.

La hidroterapia es una ciencia natural capaz de resolver muchos problemas corporales y mentales. ¡Anímate a practicarla!