Blog single

Rooibos, hermano del té pero sin teína

El rooibos procede de África, concretamente de Sudáfrica, y como su nombre bien indica, es un arbusto de color rojo. Tras la recolección de las hojas, estas se dejan secar al sol y se oxidan, proceso que otorga el color rojo característico y el sabor delicioso. También existe el rooibos verde (a similitud del té verde) el cual no se deja oxidar.

A pesar de crecer en un suelo pobre en nutrientes, la infusión de rooibos sí contiene un gran valor nutricional. Hay que destacar que el rooibos verde conserva mucho mejor sus propiedades que el rojo.

Cómo preparar una infusión de rooibos.

Para preparar una buena taza de rooibos se debe calentar el agua hasta el punto máximo antes de que rompa a hervir, es decir el agua debe estar muy caliente. Después hay que añadir una medida de rooibos equivalente a una cucharada de postre y dejarlo reposar entre cinco y siete minutos.

Esta es una bebida muy versátil, puede tomarse fría, caliente o con leche.

Beneficios del rooibos.

La principal característica de esta infusión es que no contiene cafeína ni teína cosa que la hace perfecta para tomar en cualquier momento del día. Pueden tomarla perfectamente los niños, personas con problemas de hipertensión y embarazadas.

El rooibos contiene un gran nivel de aspalathin, un potente antioxidante que es clave para luchar contra algunas enfermedades y contra el cáncer, de hecho no encontrarás otra infusión que contenga más antioxidantes.

Es una bebida muy digestiva, posee propiedades antiinflamatorias y antiespasmódicas que ayudan durante el proceso de digestión, a eliminar gases y calmar la ácidez.

También contiene un gran número de vitaminas y minerales (hierro, potasio, calcio, zinc y magnesio). Todos ellos muy importantes para el funcionamiento del organismo en general.

Otras propiedades que tiene el rooibos son: es un gran diurético, un antihistamínico que ayuda en procesos de alergia, cuida la salud bucal, inhibe la producción de cortisol que provoca estrés, favorece el sueño, entre otras muchas propiedades más.