Blog single

La luz infrarroja

La luz infrarroja es una luz invisible que el ojo humano no puede detectar. Esta luz emite calor, un calor muy beneficioso para la salud de las personas. Cada día se avanza más en la investigación de los efectos saludables que generan estos rayos.

Tipos de luz infrarroja.

El infrarrojo se divide en tres zonas dependiendo de su onda electromagnética: infrarrojo cercano, infrarrojo céntrico e infrarrojo lejano.

La luz infrarroja se caracteriza porque tiene el poder de aumentar la temperatura de un objeto sin calentar el aire que este tiene alrededor; esto se denomina técnicamente conversión directa de luz.

¿Cómo funciona el infrarrojo?

¿Te gustaría saber cómo es posible que un objeto pueda calentarse sin que aumente la temperatura del aire que le rodea? Es muy sencillo de comprobar y tú puedes ser tu propio conejillo de indias.

Cuando estás bajo el sol, su calor incide en tu cuerpo haciéndote tener una sensación calurosa y cuando, de repente, una nube tapa el sol sientes alivio. Eso no quiere decir que la temperatura del aire haya descendido al taparse el sol, simplemente que la nube está obstaculizando el calor y, por eso, no se calienta tu cuerpo, la temperatura del aire sigue igual. Así funciona la luz infrarroja.

El calor que percibimos del fuego o del sol es, en realidad, luz infrarroja lejana. Esta luz no debe confundirse con la luz ultravioleta, los rayos solares que sí perjudican al ser humano.

Beneficios del infrarrojo.

Cada día son más las personas que deciden incorporar en sus casas algún sistema que les permita obtener luz infrarroja puesto que los beneficios que genera en el cuerpo humano son muchos. Esta luz es capaz de penetrar entre tres y cuatro centímetros dentro de nuestro cuerpo, por tanto los beneficios que se generan llegan a niveles internos.

Existen saunas que contienen luz infrarroja con la que podrás beneficiarte del calor que proporciona esta luz no visible al ojo humano, invierte en salud y bienestar y verás que feliz serás.