Blog single

Estilo de vida saludable

ACTITUD PARA UN ESTILO DE VIDA SALUDABLE.

Muchas personas dicen que llevan un estilo de vida saludable, quizás tú seas una de ellas pero, a veces, se dejan escapar matices que indican que esa afirmación no es tan verdadera como parece.

La psicología define el término actitud como una evaluación integral de un objeto que incluye aspectos cognitivos, emocionales y conductuales. ¿Esto qué quiere decir? Una persona puede afirmar que lleva un estilo de vida saludable, aparentemente así puede parecer, pero si quieres descubrir sí realmente su actitud es firme tienes que fijarte en estos tres componentes.

Componente cognitivo.

Una persona tiene conocimientos sobre lo que debe incluir un estilo de vida saludable. La persona se informa, pregunta, se asesora sobre cómo tiene que alimentarse, qué tipo de ejercicios debe hacer, cuánto tiempo dedicar a ese ejercicio, cuáles son los hábito que debe seguir y los que no tiene que realizar, etc. La actitud de esa persona tiene una base sólida.

Componente afectivo.

Además de saber lo que es un estilo de vida saludable, a esa persona le gusta llevarlo. Se siente bien haciendo lo correcto para ese objetivo, siente la necesidad de alimentarse de manera sana, le gusta practicar deporte, no le llama la atención hacer cosas que no son positivas para la salud, etc. La actitud tiene unos cimientos fuertes sobre los que erguirse.

Componente conductual.

Esa persona lo sabe todo y, además, le gusta hacerlo pero eso no es suficiente para afirmar que se lleva un estilo de vida saludable. Quizás la parte más importante de la actitud es el componente conductual. Para poder decir con convicción que se lleva esta clase de vida, es necesario poner en práctica todo lo que se sabe y lo que gusta hacer. Es decir, se debe comer sano, se tiene que realizar ejercicio físico regularmente… Uno debe ser consecuente con la actitud. Si es así, entonces la actitud frente a un estilo de vida saludable es inquebrantable.

Y tú, ¿tienes actitud?