Blog single

Cromoterapía: El color amarillo

El color amarillo es el color del sol, el color de la alegría porque sin sol no hay vida, las flores no florecen, las plantas no viven y los animales enferman. Después del blanco, el amarillo es el color que más se asemeja a la luz solar. Todo esto puedes comprobarlo simplemente comparando la quietud de la noche y con la alegría que existe durante el día.

Gran estimulante cerebral.

El color amarillo estimula el cerebro de dos formas.

Intelectualmente, el amarillo favorece la claridad de pensamiento y el pensamiento racional; ayuda en la concentración y en la agilidad de razonamiento, también mejora los reflejos; podemos decir que el amarillo es un color que proporciona sabiduría. Pero, a la vez, influye en la parte mística del pensamiento, el amarillo es un color que impulsa la creatividad y la intuición.

Físicamente, a nivel cerebral, este alegre color es un gran estimulante del sistema nervioso; ayuda a combatir la depresión, el cansancio y la apatía; también es un gran aliado en la superación de miedos.

Su poder de alegría difumina la negatividad del ambiente y del cuerpo, es un excelente color para personas pesimistas.

Beneficios en el aparato digestivo.

A nivel corporal, el amarillo ayuda a tratar cuestiones relacionadas con el aparato digestivo. Si sufres estreñimiento, flatulencia o digestiones pesadas; si tienes problemas de hígado, de vesícula biliar y páncreas puedes paliar estas dolencias aplicando amarillo.

Otros remedios.

Este color también es un estupendo depurador corporal, te ayudará a limpiar la sangre y las toxinas del cuerpo. Los dolores de cabeza y los problemas cutáneos también podrás tratarlos con el amarillo.

El exceso de amarillo.

El uso excesivo de este alegre color puede volverse en su contra provocando irritación, fatiga, prácticas abusivas y destructivas. Por tanto, si ya eres una persona muy positiva y ágil mentalmente será mejor que no te estimules más.