Blog single

Aceite esencial: Citronella

La naturaleza nos ha regalado uno de los remedios más potentes a la hora de curar afecciones y dolencias. Los aceites esenciales son sustancias muy poderosas, a la vez que frágiles, que ayudan a remediar multitud de problemas. Estos pequeños frascos nunca deberían faltar en tu botiquín.

El aceite esencial de citronella tiene un aroma muy fresco y agradable, su fragancia es una mezcla entre el olor del limón y la hierba.

Propiedades de la citronella: 

La  propiedad más popular del aceite esencial de citronella es la de repeler mosquitos e insectos. Su aroma posee sustancias que no gustan absolutamente nada a estos molestos seres. Además, si al final acabaran por picarte, puedes aplicar unas gotas de este aceite en la zona y verás cómo se calman y alivian todos los síntomas.

Su fresco aroma ayuda a despejar el Sistema Nervioso Central, inhalar su aroma es muy útil cuando sufres dolores de cabeza, migrañas o cansancio mental. Verás cómo te activas mentalmente con la citronella.

Entre las propiedades de esta esencia están ser antiséptico, antibacteriano, fungicida y antiinfeccioso. Cualquier patógeno que ande a sus anchas por tu piel o bajo ella, decidirá irse cuando sienta el poder de la citronella.

Otra de las grandes propiedades es que es antiinflamatorio. La citronella es eficaz para tratar artritis, artrosis, reumatismos y tendinitis.

Por último, hay que destacar que este aceite es un desodorante muy efectivo, acabará con el mal olor y el exceso de sudor.

Precauciones

Las personas con problemas serios de salud como hipertensión, cardiopatías, epilepsias, etc. deben utilizarlos bajo la supervisión de un profesional. Tampoco deben ser utilizados por mujeres embarazadas, madres lactantes y niños menos de siete años.

Este aceite debe ser aplicado diluido en un aceite portador, de lo contrario podría provocar irritaciones en la piel.

Como con cualquier aceite esencial, es necesario seguir las recomendaciones e indicaciones de un experto.