Blog single

Autoestima

¿Te has preguntado alguna vez sí realmente te quieres a ti mismo? ¿Te gusta cómo eres? ¿Eres bueno contigo mismo?

¿Tienes la autoestima por las nubes, a la altura de tus ojos o por el suelo?

Seguramente habrás experimentado una baja autoestima en algún momento de tu vida, sobre todo cuando algo realmente malo nos ha sucedido. Pero si eres de esas personas que siempre la tienen por el suelo ya es hora de irse levantando porque, con esas actitud negativa, no se llega muy lejos.

¿Qué es la autoestima?

La autoestima es la actitud que tiene un individuo hacia sí mismo, es decir, la valoración que cada persona hace de sí mismo. Esta valoración camina por una línea que va desde la positividad hasta la negatividad (alta y baja autoestima).

Recursos que no ayudan a mantener la autoestima.

Algo que mina mucho la autoestima es la comparación que hacemos de nosotros mismo con los demás. Este recurso no es nada productivo porque cada persona tiene su propio carácter, sus gustos peculiares y sus metas particulares: cada uno es como es, no somos copias de nadie. Por lo tanto, no te centres en los demás, está muy bien tener referentes en los que fijarse pero, ese referente es ese referente, no eres tú.

Otro factor que hace bajar la autoestima es el fracaso. Tendemos a pensar que los fracasos son cosas de las que avergonzarse, fallos que cometemos y que no deberíamos, situaciones que nos ponen en el punto de mira de los demás. Pero el verdadero fracaso es no saber sobreponerse de este; todo cometemos errores y fallos, nadie está a salvo de eso, pero no todos sabemos aprender de lo que ha pasado para que no vuelva a ocurrir una próxima vez. Analiza lo que te ha hecho salir del camino para que no te desvíe de nuevo, eso te hará más fuerte.

Ya sabes dos cosas que debes evitar para que no dejes de quererte. Tú vas a ser el único compañero que nunca te abandonará en este viaje; así que cuídate.